domingo, 25 de diciembre de 2011

CATFISH (2010)

Catfish, Henry Joost y Ariel Schulman



La reseña de esta película va a ser necesariamente corta. No es porque esté más vago de lo habitual, sino porque cuanto menos se sepa de ella, mejor (bueno, o peor... según el gusto de cada uno). También es de obligado cumplimiento ver el trailer primero (uno de los mejores que he visto en mucho tiempo), que hará que tu imaginación vuele y se invente un desenlace que muy probablemente no tendrá nada que ver con el real. Precisamente esta gran disonancia entre el desenlace de la película y el que tú te creas en tu cabeza, es lo que puede hacer que te encante la película o que te parezca una pérdida de tiempo. 



No he leído mucho sobre ella, pero lo poco que sé es que no queda claro si es realmente un documental verídico o simplemente la típica campaña de marketing perfectamente articulada. Realmente no importa tanto, ya que la película está muy bien hecha y tanto las situaciones como las reacciones e interpretaciones de los actores (o no) son muy naturales y creíbles. 
Obviamente no voy a contar nada más de lo que aparece en el trailer: un chico de New York, Nev, y sus dos amigos documentan la relación de amistad que se establece entre el protagonista y una familia a través del facebook. Todo comienza gracias a los dibujos que realiza Abby, la pequeña de la familia. Poco a poco van adentrándose más y más en la vida de esta familia a través de la red social hasta que entra en juego la hermana mayor, por la que Nev se siente fuertemente atraido y con la que comienza una ciber-relación. La curiosidad  llevará a nuestros chicos de New York hasta una granja de Michigan....


 Todo lo que ocurre a partir de ese momento es inesperado, sorprendente, emotivo, inquietante, sórdido... o incluso ninguno de los adjetivos anteriores. Desde luego, en mi provocó sentimientos encontrados, me dejó cierta desazón y malestar y me hizo pensar un poco, que de vez en cuando no está de más.



En la época que nos ha tocado vivir, tanto tu como yo podemos vivir una historia como la de Nev... nadie está totalmente a salvo...

8/10

miércoles, 14 de diciembre de 2011

SECUESTRADOS (2010)

Secuestrados, Miguel Ángel Vivas



El género de terror es lo que tiene, cuando una fórmula funciona, enseguida salen 300 variantes, plagios, etc de la misma idea o historia, llegando a convertirse en subgéneros. Ultimamente ha pasado con el cine subjetivo, los vampiros, los zombies, el slasher, los fantasmas japoneses... y por supuesto con las películas "inspiradas" en Funny Games (bueno y remontándonos más atrás, Perros de Paja), esto es, terror realista consistente en la invasión de un espacio por parte de individuos con malas intenciones. Las víctimas suelen ser matrimonios o familias bien avenidas con una existencia tranquila y acomodada. ¿Ejemplos? Los Extraños, Ellos, Cherry Tree Lane...me dejo unas cuantas seguro, y la que nos ocupa, Secuestrados. La dificultad que tienen que superar estas "variantes de" es aportar virtudes que hagan olvidar que se está contando lo mismo de siempre. Al final si consiguen crear tensión y que se pase un poco mal, ya tienen casi todo conseguido. Pues Secuestrados (como todas las que acabo de mencionar) cumple los objetivos... La historia es la de toda a vida: familia acomodada que se muda a un chalet aislado (en Las Rozas), de repente es invadida por un grupo de enmascarados que quieren su dinero.


La verdad es que desde el primer momento engancha, sobre todo por la manera en que está rodada, con unos pocos planos secuencia. La invasión de estos intrusos es bastante inesperada y desde ese momento no hay respiro. 
La inclusión de la pantalla dividida es una apuesta segura. Está bien utilizada y aumenta la angustia por lo que está pasando.


El casting está bien elegido, todos son convincentes excepto César, el amigo de la hija, que no me convence para nada.
Quizás estiran demasiado la parte del padre en el cajero... estábamos mejor viendo lo que pasaba en la casa (tampoco tiene mucha importancia esta observación).
No quiero hablar mucho del final, pero es suficientemente gore, violento y gratuito como para dejarme contento.


Siempre es de agradecer que haya un director español que apueste por un cine duro y extremo antes que por la guerra civil...

7,5/10

martes, 13 de diciembre de 2011

THE HOUSE OF THE DEVIL (2009)

The House of the devil, Ti West



Lo prometido es deuda, cuando hablé de Acosadas por el pánico, prometí hablar de The House of the Devil en cuanto la volviese a ver, pues dicho y hecho. Si la primera vez la disfrute, esta segunda aun más. Esto si que es un homenaje nostálgico de las películas de los 80, y no Super 8 (tampoco quiero decir que Super 8 no lo sea). Es un homenaje hecho con tanto cariño por el género y la época, que en todo momento parece que estamos viendo una película de 1984! La caracterización, vestuario, calidad de la imagen, créditos, ritmo, planos, historia, TODO está perfectamente conseguido.


¿Qué nos cuenta? Pues tampoco gran cosa... pero qué más da? el resto de virtudes compensan la sencillez del guion. Una universitaria necesita dinero y acepta después de algunos contratiempos, hacer de niñera en una casa alejada. Cuando la chica llega a la casa, el matrimonio que la contrata le confiesa que no han sido del todo sinceros con ella.... pero aun así ella acepta porque necesita el dinero. Se arrepentirá de haber tomado esa decisión...


 La película comienza con el inevitable cameo de actriz representativa de esa época, Dee Wallace, haciendo de casera confiada. Su minuto de gloria se acaba pronto y por la película no desfilan muchos más actores, a parte de la protagonista, el matrimonio, el hijo de éstos y la amiga de la prota. Además de ahorrar costes en casting, también ahorran en extras y en caracterización, ya que la ciudad universitaria está practicamente vacía, sin coches, gente, etc. Pero bueno, este ahorro juega a su favor pues, desde el comienzo, le da a la película un tono misterioso y desasosegante.
Como buena película de terror ochentera, posee un ritmo pausado e inquietante, que te va atrapando poco a poco... y es interrumpido por momentos violentos realmente sorprendentes, frios e impactantes (me refiero al "momento" de la amiga de la protagonista).
La historia juega con el miedo universal a compartir espacio con alguien al que no ves ni conoces... y, aunque los espectadores conocemos lo que pasa antes que la pobre chica, no llegamos a ver a ese "alguien" hasta el final. Hablando de final, el climax es largo e intenso; y contrasta con la primera parte de la película. No tengo claro si este cambio radical de tono, le perjudica o le beneficia... quizás te quedas con la impresión de que es demasiado repentino y atropellado...  


Película independiente que, obviamente, en España se estrenó directamente en DVD. Una buena muestra de que en EEUU todavía se pueden hacer buenas películas de terror, a pesar de que su director haya realizado (en el mismo año!!)una mierda tan grande como Cabin Fever 2... paradojas de la vida.

8,5/10

sábado, 10 de diciembre de 2011

MELANCHOLIA (2011)

Melancholia, Lars Von Trier





Ni soy un crítico especializado ni pretendo serlo, así que no voy a hacer un análisis exhaustivo de lo que cuenta y de lo que quiere contar Melancholia. Ni me apetece ni lo veo necesario (eso ya lo hacen los críticos de verdad). Así que me voy a limitar a contar lo que sentí. Y sentí muy intensamente.


Por todos es sabido que Lars Von Trier no es un director para todos los públicos. Lo que cuenta y cómo lo cuenta despierta todo tipo de reacciones, no dejando nunca indiferente a nadie. Normalmente sus películas requieren una predisposición por parte del espectador, si no te dejas llevar por sus imágenes, metáforas y sensaciones puedes pasar un mal rato. Con Melancholia me dejé hipnotizar desde el principio por sus bellísimas imágenes a cámara lenta, por su desarrollo pausado pero firme, por su épico y emocionante final… Contraste de emociones para hablar del fin del mundo y de una mujer demasiado sensible como para que el resto de la humanidad la pueda comprender.


Me parece una película llena de contrastes. La diferente manera de contar lo mismo al inicio y al final. Las dos partes diferenciadas de la película desde el punto de vista de cada una de las hermanas, la manera de sobreponerse a la inminente catástrofe por parte de la novia a pesar de (o quizás gracias a) sufrir una fuerte depresión, en contrapunto con la incapacidad de la gente “normal” de asumir que el mundo va a desaparecer de manera inminente. El pavor de la hermana a que todo se acabe frente al casi alivio de la novia.Y más detalles que se me escapan pero que iré apreciando con los sucesivos visionados.


Está claro que solo una persona que sufre o ha sufrido una enfermedad así puede llegar a entender y comprender totalmente los actos del personaje de Kirsten Dunst. Pero, Lars Von Trier sabe de lo que habla y sabe cómo contarlo, y lo cuenta de una manera tan sutil y cuidadosa que por momentos llegas a sentir una total empatía por el personaje de la novia (a esto ayuda, obviamente, la gran actuación de Kirsten Dunst). Parece ser que tener el mejor marido, el mejor trabajo y la mejor vida no es sinónimo de felicidad, ni mucho menos.

Melancholia está llena de imágenes maravillosas, estéticamente perfectas, que no se me borrarán de la mente en mucho tiempo… pero hay más, mucho más… si estás dispuesto a verlo, claro.

Nueva obra maestra de unos de los directores más personales y originales del cine actual.

9/10

jueves, 8 de diciembre de 2011

ACOSADAS POR EL PÁNICO (1971)

Fright,  Peter Collinson



Reconozco no haber tenido casi ninguna referencia antes de ver esta película. Supongo que la encontré navegando por la red y me llamó la atención el título (bastante facilón por otra parte y que, como siempre, no tiene mucho que ver con el título original, Fright). Pues bien, cuando me decidí a verla (muchas veces desde que obtengo una película hasta que me decido a verla pueden pasar meses o años) me llamaron la atención 2 puntos principalmente:

- La  guapa actriz protagonista, Susan George, que ese mismo año también protagonizó la obra maestra Perros de Paja, junto a Dustin Hoffman.

- Descubrí en qué película (o por lo menos parte de ella) se inspiró Ti West para dirigir su muy interesante, The House of the Devil (a reivindicar desde ya y pendiente de volver a verla para hacer la reseña que se merece). La película de Ti West es un claro homenaje a las peliculas de terror de los años 80, que no se conforma con homenajear y va más allá recreando de tal manera esa época que si a uno no le dicen lo contrario, piensa que está realmente rodada en esa década. Pero bueno no hablo más de ella que ya le tocará espacio en mi blog. 


 Lo que quiero decir con todo esto es que la primera mitad de The House of the devil es como un remake de Acosadas por el pánico. Una chica es contratada por un matrimonio con secretos que ocultar para que cuide a su hijo mientras ellos van a cenar por ahí. Cuando la chica se queda sola en la lúgubre casa, empiezan los problemas.... A partir de este momento las dos películas discurren por caminos diferentes (una opta por el thriller y otra por el terror) y, personalmente me gusta más el camino que elige Ti West (sin llegar a ser tampoco el colmo de la originalidad).
Centrándome en Acosadas por el pánico, he de decir que el suspense y la tensión están bastante logradas durante la primera mitad de la película. Se sabe que alguien acecha a la chica y da miedito pensar que eso mismo nos pueda pasar a nosotros. Pero, como tantas veces, cuando aparece el loco de la función, se desinfla todo y se pierde bastante interés por lo que va  a pasar. Ni el malo es carismático (de hecho por momentos es bastante ridículo e histriónico) ni la historia consigue sorprender, todo se hace muy previsible.



De todas formas, por los dos puntos que comenté antes, y por la primera mitad de la película, no me quedé con la sensación de haber perdido el tiempo.

6/10

jueves, 24 de noviembre de 2011

EN COMPAÑIA DE LOBOS

En compañía de lobos, Neil Jordan




Tras presenciar la muerte de su hermana bajo las garras de un lobo, la joven Rosaleen regresa a casa de su abuela, lugar donde ella acostrumbra a contar historias acerca del hombre lobo y del peligro que entrañan los hombres cejijuntos. (FILMAFFINITY).

Neil Jordan nos ha regalado algunas buenas películas (no las he visto todas) pero yo me quedo con Entrevista con el vampiro y con uno de los clásicos representativos de los 80, En compañía de lobos. Hacía bastantes años que no la revisitaba y solamente recordaba algunas de sus imágenes imborrables como la maravillosa transformación que aparece en cartel o el banquete de boda con final “feliz”. Pero claro, no recordaba mucho de la conexión entre historias, que dan forma a esta versión oscura de Caperucita Roja. 




La entrañable Angela Lansbury se encarga de instruir y advertir a su joven nieta de los peligros que acechan más allá del sendero. Si no sigue las reglas, acabará como los protagonistas de las historias contadas por su abuela.  Todas las historias están bien enlazadas y, aunque en momentos puntuales el ritmo decae (algo que le pasa a muchas películas de esta década), se pueden seguir con facilidad.
Los efectos especiales están muy logrados (vuelvo a repetir lo geniales que son las transformaciones de hombre en lobo). Y, por supuesto, la estética, fotografía, escenarios, maquillaje, vestuario…todo el aspecto visual es magnífico, lo mejor de la película (estuvo nominada a 4 premios BAFTA y ganó en el Festival de Sitges los premios a la mejor película y mejores efectos especiales). ¿A quién no le encantaría perderse en un bosque tan bonito? Ya no se hacen bosques así…


.

Lo dicho, si viste esta película de pequeño, vale la pena que le des una nueva oportunidad, a mi no me ha defraudado. Si no la has visto y tienes ganas de adentrarte en un bosque mágico y de ensueño donde los lobos tienen el poder, En compañía de lobos puede ser tu película.
Una de las pelis que inspiró a Catherine Hardwicke para hacer su versión moderna de Red Riding Hood (que, por otra parte solo llega a superar a la de Neil Jordan por la belleza de su protagonista, Amanda Seyfried).



8/10

lunes, 14 de noviembre de 2011

11-11-11 (2011)

11-11-11, Darren Lynn Bousman





La película se basa en una teoría de la numerología según la cual el número 11 sería una señal de alerta de los ángeles guardianes que, durante siglos, han tratado de comunicarse con los hombres. Se prevé que el 11 de noviembre de 2011 se abra una puerta que permita que algo procedente de otro mundo entre en el nuestro... (FILMAFFINITY)



DarrenLynn Bousman, director de esta película, tiene un trayectoria literalmente interesante, ya que todas las películas que he visto de él son más o menos interesantes, desde Repo! The Genetic Opera hasta Mother’s day, pasando por Saw II o III. Este gusto por hacer películas interesantes que siempre están entre el 5 y el 6, se repite en 11-11-11. 


  El guion es la típica historia religiosa de ángeles y demonios, pecados de la humanidad, fe y apocalipsis… añadiéndole la teoría de la numerología. A diferencia de otros films de temática similar, aquí saben crear una atmósfera enrarecida y con capacidad para que el espectador sienta desde el minuto uno que el mal acecha en cada fotograma. Eso ya es bastante. A este efecto ayuda la banda sonora, bastante oscura y algo estridente en algunos momentos. Además, las apariciones de los demonios están muy conseguidas, aterrando lo justo y siempre en un segundo plano. 



La historia avanza de manera ágil casi toda la película (exceptuando momentos aislados que no aportan mucho al conjunto) pero la caga un poco al final, pues el clímax no tiene la fuerza suficiente como para dejarte pegado al asiento (a pesar de la sorpresilla final…).
Que gran parte de la película esté rodada en Barcelona y que los personajes hablen en español e inglés españolizado, inevitablemente le da puntos.
Nos han contado esta historia unas cuantas veces… y 11-11-11 cumple discretamente con su cometido: entretiene y asusta un poquito sin llegar a maravillar.

5/10

jueves, 27 de octubre de 2011

EL LIBRO DE PIEDRA (2009)

El libro de piedra, Julio Cesar Estrada





Viendo el comienzo de esta película, me temí lo peor… madre intensa que pierde a su hija pequeña de manera trágica, trauma, visiones dolorosas… casualmente, en el momento más delicado de su vida, un hombre le propone cuidar y educar a su hija rara y repelente. Bueno, es que no lo he dicho, pero nuestra protagonista es una reputada psicóloga infantil. Pues nada, la mujer decide trasladarse a la bonita hacienda donde reside esta familia pija y así, de paso enfrentarse a sus demonios. La niña rara y repelente va a dar algún que otro problema….



Me temí lo peor cuando comencé a ver esta película, y a medida que fue avanzando la trama, mi opinión no cambió… Estamos ante el típico coñazo que se toma demasiado en serio a sí mismo y acaba por no hacer ni gracia. Acumulación incesante de tópicos, situaciones forzadamente intensas e inverosímiles… no hay por dónde cogerla. Una prueba de ello podría ser la reacción de la psicóloga infantil cuando los padres de la niña le dicen que Hugo es un amigo imaginario de la niña; es una reacción que cualquier reputado psicólogo infantil tendría en esa situación, sin duda.



Como no, los personajes oscilan entre lo intrascendente y lo insoportable, de ahí no se sale.
La verdad es que poco más que añadir, no hay nada demasiado destacable. El guion es descafeinado, poco original, carente de tensión, aburrido... el final no parece un final y no hay rastro de sorpresa inesperada o de explicación retorcida a toda la trama, aunque bueno, llegados a este punto, ya da igual.
Reconozco no haber visto la película original de 1969 (porque, si, esto es un remake), pero puedo imaginarme que será un "poquito" mejor.



Ya tengo ganas de ver una película de la que escribir maravillas! Si hubiese ido este año al Festival de Sitges...

2/10

miércoles, 12 de octubre de 2011

EL SECRETO DE LOS FANTASMAS (1987)

Hollywood-Monster, Roland Emmerich





Parece mentira que esta película haya sido dirigida por Roland Emerich (si, el director al que le encanta destruir el mundo en cada película a base de efectos especiales mastodónticos). Obviamente todos los directores con cierta fama hoy en día tienen un pasado cinematográfico más discreto y humilde (Sam Raimi, Peter Jackson, Guillermo del Toro…), y Roland no iba a ser menos. Pues bien, una de sus primeras peliculitas es la que nos ocupa, El Secreto de los fantasmas, film de fantasía típicamente ochentera en la que dos jovencitos aficionados al terror sueñan con hacer su propia película (uy esto me suena a una peli “supuestamente mágica” estrenada este año...) y mientras se encuentran con las dificultades que esto conlleva (a pesar de que viven en Hollywood), uno de ellos hereda el reloj de su abuelo que oculta un gran secreto….



Vi esta película de pequeño y, aunque no recordaba absolutamente nada de ella (solo al mayordomo que aparece en la portada), mantenía un buen recuerdo en mi memoria. Pues bien, vista bastantes años más tarde me ha dejado un poco frío y con ganas de más.



La historia es muy simple y el guion no esconde demasiadas sorpresas ni giros… y además pasan muy pocas cosas interesantes y las localizaciones y escenarios son poco llamativos para ser una película de fantasía juvenil de 1987.
El villano de la película tiene un papel totalmente secundario y no aporta nada al conjunto. El mayordomo es un muñeco bastante entrañable y, aunque recuerda sospechosamente a otro personaje de otra película, es lo más destacable.



Llama la atención las alusiones a diferentes clásicos del terror (el Resplandor por ejemplo) durante toda la película, ¿acaso a Roland le gustaba el terror? Quien sabe… desde luego si le gustaba se ha olvidado totalmente de ello. Pero bueno, al final la pasta es la pasta, y si te puedes hacer rico haciendo películas aburridas y vacías de catástrofes, ¿Por qué vas a seguir haciendo lo que realmente te gusta? Que se lo pregunten a Peter Jackson (aunque en este caso no tengo nada que objetar a su saga de hobbits y de más familia).
Pues eso, peliculita intrascendente, ingenua y típica de la época. Con cierto encanto.

5/10

lunes, 3 de octubre de 2011

COLD PREY (2006)

Cold Prey, Roar Uthaug





Un slasher de los de toda la vida pero en un maravilloso paisaje nevado, esto es lo que nos encontramos en Cold Prey, film noruego de 2006 que no he tenido ganas de ver hasta ahora. Cuando digo “de toda la vida”, quiero decir “de toda la vida”, porque el esquema argumental es el de siempre: Grupo de jóvenes que se va a hacer snow a las montañas nevadas, uno de ellos se rompe una pierna y van a refugiarse a un “hotel” para esquiadores abandonado. Por supuesto irán muriendo uno a uno mientras van descubriendo la historia del asesino que acecha.



Aunque la película no es nada del otro mundo, se aprecian una serie de aciertos que la hacen digna de ver: la fotografía y las localizaciones está muy conseguidas y le dan a la película un toque gélido y gris que ayuda a acrecentar la sensación de aislamiento que viven los protagonistas; los jóvenes que morirán “one by one” están bien interpretados y no son tan insoportables como de costumbre (esto no quiere decir que en algún momento parezcan idiotas); el primer y alargado asesinato está muy bien ejecutado y te da esperanzas sobre lo que va a pasar después. Por desgracia lo que viene después no está a la altura, ya que ni acompaña el ritmo ni los demás asesinatos tienen demasiado interés… ya que hay muy poca sangre y los planos son muy rápidos y breves. Si en una película tienes a mucha gente que matar, te puedes permitir el lujo de eliminar a uno de ellos rompiéndole el cuello sin más, pero si, como en este caso, solo vas a matar a 4 personas, por favor, se un poco más creativo y original….



Este bajón que sufre la película después de la primera muerte, se disimula un poco cuando llega el clímax final, bastante bien resuelto, emocionante y con sorpresilla incluida.



El director peca de cauto y nos ofrece una película interesante pero poco arriesgada y un poco mojigata…. Dicen que la segunda parte es mejor en todos los sentidos… ya lo veremos.

5/10

martes, 20 de septiembre de 2011

GRAVE ENCOUNTERS (2011)

Grave Encounters, The Vicious Brothers





Si…. Una más…y van…. Aun corriendo el riesgo de repetirme y aburrir al personal, voy a hablar de otra película de cámara subjetiva y fantasmas cabreados. Ya sabes lo que te vas a encontrar, puedes dejar de leer en el momento que quieras. Pero aquí un servidor no lo puede evitar… me gusta este subgénero, aunque muchas veces tenga que tragarme bodrios.


Pues bien, grupo de personas grabando en un hospital psiquiátrico abandonado durante una noche. Por supuesto se quedan atrapados dentro y por supuesto los espíritus de los pacientes y demás personal de hospital no tardarán en acecharlos hasta el final de la película. ¿Novedades? Pues pocas…. En este caso los personajes van a grabar un programa de televisión, y este aspecto de telerrealidad nos regala algunos momentos graciosos y mínimamente inesperados. También es verdad que se aprecia un presupuesto más elevado de lo habitual, con lo cual las apariciones y las muertes son bastante efectivas, destacando 2 escenas con capacidad para hacerte saltar del asiento. Es digno de destacar el ritmo de la película, tardando tan solo 30 minutos en empezar la acción pura y dura, y que en todo momento podamos ver con bastante claridad lo que está pasando, a pesar de la oscuridad y de la inevitable “visión nocturna”.



Hasta aquí todo bien…si a la enésima peli de este tipo, le sumamos estos aspectos positivos, nos quedaría un buen entretenimiento para un viernes por la noche….pero claro, los aspectos negativos también están presentes… El principal, que no es culpa de la película en sí, es un mal que sufren muchas películas de terror: prácticamente todos los sustos se enseñan en el tráiler… las mentes creadoras pensarán “si no enseñamos todos los sustos guays en el tráiler, a la gente no le va a interesar verla porque ya hay 300 películas iguales… así que vamos a destripar lo más interesante…” Una pena. (Cuelgo un trailer alternativo que es un poco más respetuoso con la película).



 Relacionado y causado en parte por lo comentado anteriormente, nos encontramos con que la mayoría de las escenas “impactantes” están bien confeccionadas y ejecutadas, pero no impactan tanto.
Los personajes son los de siempre: el presentador escéptico que lo hace todo por dinero, el “médium”, los peleles que solo aparecen en escena para poder morir violentamente… nada nuevo bajo el sol.
El desenlace recuerda a REC, pero en este caso no juega a su favor.
Enganchará a los seguidores de este subgénero y a los que a estas alturas, hayan visto pocas películas de este tipo.

6/10

martes, 23 de agosto de 2011

ATROCIOUS (2010)

Atrocious, Fernando Barreda Luna



El 4 de abril de 2010 una parte de la familia Quintanilla Atauri fue encontrada muerta en su casa de campo. La policía descubrió la existencia de cintas de vídeo con 37 horas de grabación. Aquel mismo mes de abril, dos productores vieron la oportunidad de crear una película a partir del material encontrado. Ellos se hicieron cargo de los derechos al convencer al padre de los niños asesinados y acordar que omitirían ciertas partes que podían ensuciar la memoria de su familia. Atrocious muestra las imágenes reales de todo lo que pasó. (FILMAFFINITY)




¿Qué es Atrocious? ¿La segunda parte de Insidious? ¿Una película totalmente depravada y enfermiza? Pues es una película bastante atroz (como su título indica) pero desgraciadamente no por los motivos que uno puede suponer…  Parece que el filón de las películas con cámara subjetiva no se agota nunca… Después de haber visto unas cuantas, he llegado a la conclusión de que es ya muy difícil innovar y aportar algo, con lo cual nos quedan 2 opciones:
- Películas con la misma estructura e ideas de siempre pero que consiguen por lo menos inquietar y hacernos pasar un buen rato, como The Tunnel, por poner un ejemplo reciente.
- Películas con la misma estructura e ideas de siempre que ni aun durando poco más de una hora consiguen enganchar lo más mínimo, como es el caso de Atrocious.



¿Cuál es aliciente que ha hecho que me trague este pequeño bodrio? Pues, a parte de que tengo una extraña enfermedad que me hace ver cierto tipo de películas aun sabiendo de antemano que van a ser basura; que es una película méjico-española rodada en Sitges. Ante esto un mínimo de curiosidad despierta…
No hace falta que explique la manera en la que está contada porque es la de siempre, y en cuanto al guion… es tan simple, tonto y hecho a toda prisa, que no vale la pena resaltar nada.

  
Basta ya de reclutar a unos pésimos actores interpretando unos personajes totalmente estúpidos, insoportables y planos (llevándose la palma el hijo mayor, totalmente asesinable). Basta ya de intentar disimular la falta de presupuesto con esos planos secuencia de visión nocturna en los que no pasa nada, ni se ve nada... Ni nada! El relleno por el relleno. Basta ya de no saber mantener un ritmo narrativo coherente, pasar de soportar momentos tediosos sin acción de ningún tipo a que, de repente todo suceda de golpe, sin sentido y que la película acabe sin más. 


 Hacer una película como esta puede parecer fácil teniendo un buen escenario y un par de cámaras, pero también hace falta talento y sentido del suspense, virtudes de las que carece Atrocious.

Poco más… casa grande, laberinto en el jardín, familia que va a pasar sus vacaciones, desapariciones, misterios… todo muy arrítmico y previsible. MALA.

2/10

lunes, 22 de agosto de 2011

SUPER 8 (2011)

Super 8, J.J. Abrams


En 1979, las Fuerzas Aéreas deciden cerrar el Área 51. Todo el material almacenado se transporta hasta Ohio en un tren que sufre un accidente: un camión se salta las barreras y choca contra el tren, que descarrila y sufre una gran explosión. Pero el material almacenado oculta un secreto... (FILMAFFINITY).




Parece ser que el revival nostálgico ochentero está de moda (hace ya bastante tiempo), lo cual para mi es muy satisfactorio, ya que en esa década se han hecho películas mágicas y maravillosas que nunca olvidaré. Por este motivo, bienvenidos sean todos los intentos de rememorar esa época dorada. Pero claro, ¿esto quiere decir que tengamos que tragar con todo lo que nos echen simplemente porque tenga una estética molona y un argumento “de los de antes”? Pues va a ser que no… ¿Qué es lo que pasa con Super 8? Pasa que J.J Abrahams ha caído un poco en ese error del que acabo de hablar… se ha creído que mostrándonos a una pandilla de niños majetes muy al estilo Goonies (el prota lo hace muy bien y la niña es la hermana de Dakota Fanning), una historia ambientada a finales de los 70, un alienígena cabreado y mucha nostalgia, el público caería rendido a sus pies. En mi caso no ha sido así. Obviamente todo lo que acabo de comentar son virtudes, y puedo añadir que la ambientación está muy conseguida, que el comienzo de la peli con accidente de tren incluido es muy potente, los efectos están bien y, en general no aburre casi en ningún momento… pero esto no es suficiente… ya que sí hay momentos en que la acción se estanca y la cosa no avanza, la historia es demasiado simple y previsible, el monstruo no es nada original (estoy harto de que los alienígenas tengan siempre cara de alienígenas!) y hay momentos de cursilería suprema (ese momento final con un colgante de protagonista, a parte de cursi es bastante ilógico). Y lo más importante e imperdonable, le falta la famosa MAGIA de la que siempre hablo. No sé explicar qué hace a una película de este tipo tener magia, es algo que se siente o no se siente, sin más. 



Antes de ver la película solo había escuchado que era una mezcla entre ET y los Goonies, no quise saber más y, lógicamente mis expectativas eran muy grandes! Me esperaba un argumento mucho más elaborado, complejo, misterioso, emocionante… pero todo quedó en entretenimiento sin  más, eso si todo muy cool y políticamente correcto (Steven Spielberg es el productor, qué os pensábais?)



Con diferencia, lo mejor de la película es la película que consiguen grabar los niños después de mucho esfuerzo y dificultades. Una película así es la que siempre quise grabar con mis amigos…solo que en mi caso hubiese sido con un adorable y sanguinario psicópata…
Así que nadie se levante al acabar la película! Un poquito de paciencia!

También he de destacar el diseño del cartel de la película, muy conseguido!
 

5/10

jueves, 4 de agosto de 2011

BRIDESMAIDS (2011)

La boda de mi mejor amiga, Paul Feig




Annie (Kristen Wiig) es una treintañera soltera del Medio Oeste, con una vida sentimental más bien precaria, a la que Lilliam, su mejor amiga (Maya Rudolph), le pide que sea su dama de honor. Sin embargo, aunque nunca ha ejercido esa función, la pobre se esfuerza por dárselas de snob en la fiesta anterior a la boda. Mientras tanto, otra amiga de Lillian (Rose Byrne) hará todo lo posible por arrebatarle el papel a la inexperta Annie. (FILMAFFINITY)



Un oasis en medio del desierto… así se siente Bridesmaids en mi blog.
Esta película tenía todas las papaletas para no interesarme lo más mínimo…. No suelo ver muchas comedias y menos si son románticas. Con el título español que le han puesto, “La boda de mi mejor amiga” podría llegar a pensar que es una de ellas. Pero nada más lejos de la realidad! Comedia es, y de las mejores y más graciosas que he visto en mucho tiempo. Romántica, casi nada, lo mínimamente aceptable.
Por otra parte, no suelo reirme en las películas, hay pocas que me hagan gracia de verdad más allá de una leve sonrisa. Bridesmaids me hizo reír a carcajadas durante gran parte de la película. Es una sucesión de gags, a cada cual mejor, que no dan tregua… hasta que, de repente, llega a un momento de la película en la que el tono cambia y uno se da cuenta de que lo que le está pasando a la protagonista no es tan gracioso… creo que a esto se llama tragicomedia… Que nadie se piense que una vez que llega el drama se acabó la diversión, para nada, todo se intercala de tal manera que a veces no sabes si reír o soltar una lagrimilla.
Llega el momento de hablar de los personajes… simplemente MAGNÍFICOS. Digamos que sobresalen unos cuantos sobre el resto. No quiero desvelar mucho porque vale la pena conocerlos sin saber nada de ellos.
- La protagonista creo que se merece el premio a la mejor interpretación de comedia de la década! 
Kristen Wiig, una actriz que me resultaba familiar, pero que no había visto nada de ella hasta ahora. Me declaro fan desde ya! Además es una de las guionistas de la película!
- El policía es tan adorable y tierno que dan ganas de comérselo.
- La mala de la función (Rose Byrne) es muy mala! ¿O no tanto?
- Y dos de las damas de honor (no voy a decir cuáles) son realmente geniales, aunque una de ellas tenga menos protagonismo del que debiera.



No estoy muy a favor de los “happy ending” porque sí, pero en este caso me impliqué tanto con los personajes, que respiré aliviado al ver que no siempre tiene que acabar todo mal. Hasta la típica canción final me pareció bien, ¿me estaré ablandando? ¿Tendría el típico día sensiblón? Qué más da…
No quiero desvelar ningún gag… solo diré que el momento del speech de las dos rivales es apoteósico, y recordarlo de vez en cuando hará mi existencia más llevadera.



Una comedia ácida, cínica, irreverente, con un componente de tristeza y nostalgia por los tiempos pasados que nunca volverán, que debería hacer las delicias de cualquier persona con un mínimo de sentido del humor y sensibilidad.
El director, Paul Feig posee amplia experiencia en el mundo de las series televisivas, siendo Bridesmaids, uno de sus primeros largometrajes. Espero que continúe por este camino.

Mi comedia de la década (no veo mucho este tipo de género así que puede que no sea muy indicativo...)

9/10

domingo, 31 de julio de 2011

THE GREEN LANTERN (2011)

Linterna Verde, Martin Campbell





Hay dos maneras de ver la adaptación a imagen real del popular personaje de DC Comics, Linterna Verde: con pretensiones y sin pretensiones. Por mi bien, opté por la segunda opción y entré en el cine sabiendo a qué me estaba enfrentando. Gracias a esto, aguanté toda la película sin levantarme del sitio y me encontré con lo esperado, una película infantil en todos los sentidos (así que tenemos que ver a una mujer estampada contra un cristal y que no salga de ella una gota de sangre....). Incluso conseguí ver algún detalle del guion mínimamente gracioso e inesperado como el de que la chica de turno reconozca al héroe detrás de su miniantifaz. O que los efectos especiales cumplan con su cometido sin llegar a ser lo nunca visto y que, en conjunto resulte entretenidilla.



Pero, ¿qué hubiese pasado si fuese a verla como quien va a ver cualquier película “seria”? Pues que exigiría que me devolviesen el dinero de la entrada, ya que mi indignación solo me dejaría ver sus muchos aspectos negativos, como lo idiota que resulta el protagonista, la estúpida y ridícula relación entre prota y chica, lo cursis e irrisorios que resultan los diálogos, el humor burdo y sin gracia típicamente americano 
(curiosamente en las salas de cine siempre hay gente que se ríe con este tipo de gags y yo me siento raro…), el inevitable mensaje de “lucha por lo que quieres, no te rindas” que da ganas de vomitar, la falta de ritmo en varias partes de la película, la falta de coherencia de multitud de situaciones, en fin, etc, etc.



Necesito criticar un poco más al protagonista, Ryan Reynolds. Verlo en esta película me hace olvidar lo solvente de su interpretación en la genial Buried, puesto que aquí pretende que nos creamos su personaje de chico rebelde e irresponsable, con el típico trauma que le impide madurar y ser un americano de provecho, y que además, es supersimpático y encantador. Pero no, no nos lo creemos…



Es la primera película que veo de su director Martin Campbell, pero echándole un vistazo a su filmografía uno entiende los hallazgos visuales, estilísticos y narrativos de Linterna Verde (ironía).

Para verla y olvidarla 5 minutos después.

4/10

miércoles, 27 de julio de 2011

IT (1990)

It, Tommy Lee Wallace




Existen muchas películas basadas en historias de Stephen King que valen la pena:Carrie Misery, Cementerio viviente, Christine, Sonámbulos…y por supuesto, la absoluta obra maestra El Resplandor (a la que, gracias a dios, Stanley Kubrick dio su toque personal). Pues después de mi película favorita, El Resplandor, IT es la adaptación con la que más disfruto. Que seguramente influya ser una de esas películas que vi de pequeño y me acojonaron de manera considerable, por supuesto! Pero la veo hoy y me sigue gustando igual.



Durante 180 minutos el director tiene tiempo de presentarnos a todos los personajes protagonistas cuando tienen 11 años y en la actualidad, con 40 años. ¿Qué ocurrió entre tanto? No importa... lo que nos interesa es saber qué pasó en la primera época, que los traumatizó de por vida, y por qué se deben reunir después de tanto tiempo en el pueblo que los vio crecer…. La clave, como todos sabréis, la tiene el payaso Pennywise, que representa los miedos más irracionales de los personajes de una manera original y totalmente efectiva… y uno de los personajes sobrenaturales más terroríficos e inquietantes de la historia del cine, he dicho! Tim Curry consigue darnos MIEDO con mayúsculas y que no nos atrevamos a mirar de reojo al cuarto de baño antes de ir a acostarnos… Obviamente no todo el mérito es del actor, ya que asustar disfrazado de payaso es muy fácil, pero hoy en día no podría imaginarme a otro actor en el papel.
La frase más repetida de la película: “TODOS FLOTAN AQUÍ ABAJO” es absolutamente maravillosa y me pone los pelos de punta cada vez que la escucho.



La película está concebida como una miniserie dividida en dos partes bien diferenciadas, infancia y madurez de los 7 protagonistas. No sabría decantarme por alguna de las dos partes, creo que las dos están bastante equilibradas... exceptuando la parte final, que perjudica al resto, disminuyendo peligrosamente la sensación de tensión y emoción con la aparición del gran bicho, que aun siendo gracioso, no está a la altura de Pennywise.




Hay muchas escenas y secuencias destacables, pero me quedo con la aparición de la Señora Kersch tomando té, magnífica!
También merece especial mención la pandilla de niños. Este “club de los perdedores” y los críos de los Goonies son las pandillas más adorables y encantadoras del cine que conozco. Nostalgia…

Tommy Lee Wallace, que había cogido práctica rodando algunos capítulos de "Más allá de los límites de la realidad" y la curiosa e independiente en todos los sentidos Halloween III, será recordado (por mi por lo menos) por ser el responsable de dirigir (para TV) una de las películas de terror más largas e interesantes de la historia del género.
Creo que no es una película suficientemente valorada… prueba de ello es que aún no han hecho un remake! Bueno, basta que lo diga…

9/10